Hablemos del Factoring

El factoring es una alternativa de financiación para las empresas. Permite como veremos a continuación obtener una mayor información de los clientes y nos ayuda en la gestión de cobro y administración de facturas, incluso en algunos casos(factoring sin recurso) le sirve al cedente de garantía en los cobros. El factoring puede tener carácter nacional que cubre las ventas en el país del cedente o puede ser factoring de exportación que cubre las ventas de la empresa cedente en el exterior que son mas difíciles de gestionar y al igual que para el mercado interior se pueden eliminar riesgos y proporcionar las mismas ventajas.
Los créditos que son objeto de la cesión están instrumentados en operaciones corrientes de la empresa que se han producido por la venta de productos o servicios que presta a terceros y estas operaciones son susceptibles de transferirlas a un tercero.
Este instrumento de financiación a corto plazo es una cesión de crédito a cobrar por la empresa a favor de una entidad financiera. Se formaliza mediante un contrato en el que se detalla la cobranza futura de los créditos y facturas existentes de un cliente determinado y son cedidas a la empresa financiera, también llamada «factor». En la relación contractual vemos que se exige la exclusividad del cliente que se cede al factor, es decir, ese cliente no puede cederse a otros factores distintos, de tal forma que las facturas del citado cliente deberían ser entregadas en su totalidad al mismo factor. Es lógico sobre todo si pensamos en que nos financien mediante crédito o descuento que la entidad se asegure el cobro a través de su mediación.
El inconveniente mayor es que tienen un coste financiero mas alto que otros instrumentos de financiación.

Los actores en una operación de factoring son:
a)El «cedente» de las facturas que contrata el servicio de factoring.
b)El «factor» que es la compañía de factoring que adquiere las facturas para la gestión de cobro o en su caso la financiación del cedente.
c)Los «clientes» de la empresa cedente que están obligadas al pago de las facturas al factor o al cedente, según se haya indicado en el contrato.

Los servicios que se pueden contratar con el factor son:
a)La gestión de cobro de los créditos y facturas comerciales, es muy interesante si el cliente del cedente está radicado en el extranjero. Esta figura se hace en ocasiones en exclusiva al factor a cambio de una comisión y corresponde a los créditos concedidos por el cedente a sus clientes.
b)La financiación de las facturas:
– mediante el «sistema de cuenta» que es similar a una póliza de crédito en cuenta corriente y el factor anticipa un límite que se va amortizando con el cobro de las facturas y paga por el dispuesto.
– mediante el «sistema de descuento», donde los intereses y comisiones se cobran por anticipado desde el día de la cesión de la factura hasta su vencimiento, similar a la negociación de descuento bancario.
c)La administración y control de las facturas cedidas que nos puede facilitar una información precisa y nos debe ayudar a llevar una gestión mas actualizada. Nos deben indicar además las gestiones y acciones llevadas a cabo para el cobro de impagados.
d)La cobertura de riesgo de impago que denominamos factoring sin recurso.
e)La clasificación de riesgo, asignándoles un límite, que otorga el factor a los clientes del cedente.
f)Puede asumir el riesgo de cambio si la factura es en moneda extranjera.

Las modalidades mas comunes son:
a)El factoring sin recurso, donde el factor se hace cargo del riesgo del 100% del crédito por una insolvencia judicial del deudor, con existencia de concurso de acreedores y en este caso no puede proceder en contra del cedente en caso de impago del crédito o factura. Conviene hacer una salvedad, la empresa cedente se puede encontrar con la negativa por parte de su cliente a que por contrato no acepta la cesión de créditos a un tercero. Para estas operaciones el factor tiene muy en cuenta la calidad del cliente pagador, donde le fija un límite de riesgo. Suelen aceptar estas operaciones para clientes muy bien considerados en el sistema y reclaman la exclusividad de ese cliente. Las operaciones son a corto plazo(no mas de 180 días) y no gustan las que proceden de mercancías perecederas y mas si su origen es un factoring de exportación.
b)El factoring con recurso, donde el factor no asume el riesgo de insolvencia del cliente del cedente, si bien tiene la obligación de reclamar la deuda según el tiempo fijado en el contrato para estos casos. En caso de no haber cobrado la deuda, el factor devolverá las facturas al cedente y recuperará si hubiera existido, la cantidad anticipada(similar a la negociación de efectos al descuento con una entidad bancaria).
c)El factoring con notificación, donde el cedente(también lo puede hacer el factor) notifican al deudor la cesión del crédito, de modo que una vez notificado el deudor quedará obligado con el nuevo acreedor, en este caso el factor. De esta forma el deudor no podrá realizar ningún pago por el crédito o factura que le hubieran indicado en la notificación a otra figura que no sea el factor.
d)El factoring sin notificación, donde el deudor no tiene conocimiento de la transmisión de deuda al no ser notificado y realizará el pago directamente al cedente, quedando en este caso el cedente obligado ante el factor.

El factor realiza el pago a la empresa cedente según se haya contratado y estas modalidades de cobro son:
a)Con pago al cobro, es decir cuando el factor recibe el importe de los clientes del cedente.
b)Con pago al cobro con fecha límite, en este caso el factor paga a medida que las va cobrando y antes de una fecha límite fijada en contrato.
c)Con pago a fecha fija,donde el factor abona las facturas en vencimientos pactados con independencia de que estén o no cobradas las facturas, aunque el factor no asume el riesgo de impago y en caso de devolución la repercute al cedente.
d)Con pago anticipado, donde el factor abona el importe de las facturas al cedente descontando un interés y comisiones por anticiparlas. Esta es una opción de financiación de la empresa.

La contabilización de un factoring con recurso es muy similar al que damos en el tratamiento de efectos descontados, veamos:
a)Por la reclasificación de los créditos a clientes cedidos a la empresa de factoring, haremos.
Debe: Clientes, operaciones de factoring.
Haber: Clientes.
b)Por la contabilización de la financiación, haremos:
Debe:
Bancos e instituciones de crédito c/c vista.
Intereses por descuento de efectos y operaciones de factoring.
Servicios bancarios.(comisiones).
Haber: Deudas por operaciones de factoring.
c)Al vencimiento de la operación, haremos:
Debe: Deudas por operaciones de factoring.
Haber: Clientes, operaciones de factoring.

En resumen con el factoring podemos:
Ampliar nuestra capacidad de financiación.
Mejorar nuestro ratio de endeudamiento y circulante, eliminando las cuentas a cobrar.
Nos evitamos el riesgo de fallidos por insolvencia con el factoring sin recurso, bajándonos el indice de morosidad.
Nos ayuda a mejorar el control contable administrativo de las facturas cedidas.
Nos ayuda en las gestiones de recobro por impagados.
Nos ayuda a mejorar la eficiencia en el cobro de las facturas y créditos. Esta externalización de cobro de facturas nos permite utilizar a nuestro personal en otras actividades.
Nos da una información de la capacidad de pago que pueden tener nuestros clientes al establecernos un límite de asunción de riesgos, esta investigación de solvencia puede ayudarnos a tomar decisiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>