Tributación Indemnización Despido en Contratos Temporales

Tributación por indemnización en contratos temporales

El artículo 49.1.c) del Estatuto de los Trabajadores, aprobado por el Real Decreto Legislativo 1/1995, de 24 de Marzo, establece que en las extinciones de los contratos de trabajo por expiración del tiempo convenido o realización de la obra o servicio objeto del contrato, y excepto en los casos del contrato de interinidad, del contrato de inserción y de los contratos formativos, el trabajador tendrá derecho a recibir una indemnización de cuantía equivalente a la parte proporcional de la cantidad que resultaría de abonar ocho días de salario por cada año de servicio, o la establecida, en la normativa específica que sea de aplicación.
 
Por su parte, la letra e) del artículo 7 de la Ley 35/2006, de 28 de Noviembre, del Impuesto sobre las Rentas de las Personas Físicas y de modificación parcial de los Impuestos sobre Sociedades, sobre la Renta de no Residentes y sobre el Patrimonio, en su párrafo primero establece la exención de las indemnizaciones por despido o cese del trabajador, en la cuantía establecida con carácter obligatorio en el Estatuto de los trabajadores, en su normativa de desarrollo o en la normativa reguladora de la ejecución de sentencias, sin que pueda considerarse como tal la establecida en virtud de convenio, pacto o contrato.
 
A efectos de la aplicación de la exención, además de que la indemnización percibida venga establecida con carácter obligatorio en el Estatuto de los Trabajadores, es preciso que la causa de la misma sea el despido o cese del trabajador, y en este último caso sólo en los supuestos que de acuerdo con la normativa laboral el trabajador tiene derecho a una indemnización por el cese.
 
Por el contrario en los casos que el trabajador percibe una indemnización por causas distintas, como puede ser en los supuestos de extinción de contrato de trabajo por expiración del tiempo convenido o por finalización de la obra o servicio, aunque exista derecho a la percepción de la misma no se trata de una renta exenta. En consecuencia, las cantidades que se perciban estarán sujetas al Impuesto como rendimientos de trabajo y a su sistema de retención e ingresos a cuenta, conforme a lo previsto en los artículos 17 y 99 de la Ley del Impuesto sobre la renta de las Personas Físicas.
 
Por otra parte, en relación a la aplicación de la reducción del 40% a que se refiere el artículo 18.2 de la Ley del Impuesto, conviene señalar que dicha reducción será aplicable en los casos en que exista un periodo de generación superior a dos años, es decir que la duración de esos contratos temporales deberán tener una duración superior a dos años.
 
Si desea conocer más acerca de la tributación en rendimientos del trabajo, consulte a nuestros expertos de la asesoría A Tu Lado, en Madrid.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>